Sobre la eliminación del latín en las resoluciones judiciales

no volveré a escribir “societas delinquere non potest”

 no volveré a escribir “societas delinquere non potest” 

no volveré a escribir “societas delinquere non potest”

 no volveré a escribir “societas delinquere non potest” 

no volveré a escribir “societas delinquere non potest”

 no volveré a escribir “societas delinquere non potest” 

no volveré a escribir “societas delinquere non potest”

 no volveré a escribir “societas delinquere non potest” 

no volveré a escribir “societas delinquere non potest”

 no volveré a escribir “societas delinquere non potest” 

no volveré a escribir “societas delinquere non potest”

 no volveré a escribir “societas delinquere non potest” 

no volveré a escribir “societas delinquere non potest”

 no volveré a escribir “societas delinquere non potest” 

no volveré a escribir “societas delinquere non potest”

 no volveré a escribir “societas delinquere non potest” 

Autor: Miguel Ángel Montoya

Abogado por vocación. En los tribunales me siento especialmente cómodo. Es donde la profesión se convierte en vocación, en fuerza y confianza para defender a mis clientes. No hay ningún secreto en ello; dedicar muchas horas al conocimiento del derecho penal, la experiencia, y estudiar el caso al que me enfrento desde todas las perspectivas posibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s