Castillo de Naipes (La autoincriminación y la RPPJ)

Cada vez hay mas  tipos penales que integran un elemento normativo de carácter administrativo (delito fiscal, Seguridad Social, fraude de subvenciones o blanqueo de capitales). Esto supone que buena parte de los causas penales dirigidas contra administradores de sociedades (de hecho, de derecho, apoderados o directivos con responsabilidad…) tienen su origen en investigaciones administrativas precedentes, en cuyo curso se hayan detectado indicios de delito (más allá del ilícito administrativo que se pretendía sancionar)

Parte de la prueba de cargo que en el proceso penal se despliegan contra estas personas proviene de información o documentación que sus propias empresas habían facilitado en el procedimiento administrativo sancionador precedente. Leer más “Castillo de Naipes (La autoincriminación y la RPPJ)”

¿Hasta cuando puede personarse el perjudicado con su abogado en el proceso penal?

Repasando jurisprudencia, me he encontrado con una reciente Sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo (STS 25/06/2015) que recuerda un cambio de criterio operado en 2005 respecto a la personación de las acusaciones particulares una vez precluido el trámite de calificación por parte de la defensa.

Esta cuestión tiene su interés desde el punto de vista práctico ya que a veces ocurre que la víctima, ajena a las cuestiones de procedimiento, acude al despacho cuando es citada al juicio para testigo. Esto impedía antes la realización de ninguna actuación, ya que cualquier intento de personación en el procedimiento se consideraba extemporánea y era directamente rechazada. Leer más “¿Hasta cuando puede personarse el perjudicado con su abogado en el proceso penal?”

La empresa condenada. Catálogo de penas de la persona jurídica.

Betriebsgelände, Schild, Firmengelände, verboten, Achtung, Hinweis, Diebstahl, Verbotsschild Halt, Schutz, verbot, Diebstahl, Unternehmen, Industrie, betreten verboten, Schaden, Stop, Symbol, Kriminalität, Gefahr, Betriebshof, gesperrt, Gewerbe, Schaden, klauen, Hinweisschild, Sicherheit, Sicherheitsdienst, stopp, untersagt, warnhinweis, Warnung, Zugang, Betriebsgrund, Zutritt, Besitz, Betriebsgebäude, Eigentum, Zeichen, Gewerbefläche, Wort, Information, Unternehmen, Recht, Text, Gelände, Angst

El artículo 33.7 del Código Penal establece el amplio catálogo de penas que pueden ser impuestas a la persona jurídica condenada en los supuestos previstos y ya conocidos del 31 bis.

Antes de entrar en la relación de penas, decir que todas ellas tienen la naturaleza de graves, lo que significa que los delitos imputados o imputables a la persona jurídica tienen un plazo de prescripción de 10 años (Art. 133 CP). Esto puede llevarnos a casos en los que el delito cometido por la persona física en el ámbito de la empresa prescriba a los 5 años, y sin embargo, la responsabilidad penal de la empresa no prescriba hasta 5 años más tarde. Leer más “La empresa condenada. Catálogo de penas de la persona jurídica.”

El acusado junto a su abogado ¡Como tiene que ser!

defendant with lawyer speaking to a judge in the courtroom

Esta semana tenía señalado juicio en el Juzgado de lo Penal número 27 de Barcelona. Me sorprendió (gratamente) el hecho de que el titular de dicho Juzgado había dado instrucciones de que en su Sala los acusados se sentaran en el estrado junto a sus abogados y no en el lugar que habitualmente le corresponde, al fondo de la sala, según la práctica forense. Leer más “El acusado junto a su abogado ¡Como tiene que ser!”

La responsabilidad penal del administrador por vía del artículo 31 del código penal

nota de 26/5/2020. En relación a esta cuestión, además de este post, puedes encontrar información más amplia en los Cuadernos de defensa penal corporativa en los que dedico uno de ellos a los supuestos más habituales de responsabilidad penal de los administradores.

El que actúe como administrador de hecho o de derecho de una persona jurídica, o en nombre o representación legal o voluntaria de otro, responderá personalmente, aunque no concurran en él las condiciones, cualidades o relaciones que la correspondiente figura de delito requiera para poder ser sujeto activo del mismo, si tales circunstancias se dan en la entidad o persona en cuyo nombre o representación obre. (Artículo 31 Código Penal, LO 1/2015)

 El artículo 31 del Código Penal establece un sistema de responsabilidad penal para las personas físicas que ostente cargos de dirección o administración de una persona jurídica (o representación de una persona física) para aquellos caso en los que el delito se englobe dentro de los denominados delitos especiales impropios.

Los delitos especiales impropios son aquellos  en los que cualquiera no puede ser autor, sino que requieren del sujeto activo (el autor) una cualidad o cualidades específicas. Por ejemplo, en el delito contra la Hacienda Pública solo el obligado tributario reúne las cualidades específicas que el delito requiere. De modo que si la sociedad anónima X defrauda a hacienda, sólo la sociedad podría ser autora del delito y, no su administrador o su director financiero ya que no son los directamente obligados ante Hacienda. Leer más “La responsabilidad penal del administrador por vía del artículo 31 del código penal”

El que actúe como administrador de hecho o de derecho de una persona jurídica, o en nombre o representación legal o voluntaria de otro, responderá personalmente, aunque no concurran en él las condiciones, cualidades o relaciones que la correspondiente figura de delito requiera para poder ser sujeto activo del mismo, si tales circunstancias se dan en la entidad o persona en cuyo nombre o representación obre. (Artículo 31 Código Penal, LO 1/2015)

 El artículo 31 del Código Penal establece un sistema de responsabilidad penal para las personas físicas que ostente cargos de dirección o administración de una persona jurídica (o representación de una persona física) para aquellos caso en los que el delito se englobe dentro de los denominados delitos especiales impropios.

Los delitos especiales impropios son aquellos  en los que cualquiera no puede ser autor, sino que requieren del sujeto activo (el autor) una cualidad o cualidades específicas. Por ejemplo, en el delito contra la Hacienda Pública solo el obligado tributario reúne las cualidades específicas que el delito requiere. De modo que si la sociedad anónima X defrauda a hacienda, sólo la sociedad podría ser autora del delito y, no su administrador o su director financiero ya que no son los directamente obligados ante Hacienda. Leer más “La responsabilidad penal del administrador por vía del artículo 31 del código penal”